Animales

La Artritis Canina

Pin
Send
Share
Send
Send


Cuando los perros se van haciendo mayores es normal que su estado físico o su salud vayan decayendo. Uno de los problemas más habituales es la artritis en perros, que afecta a muchos perros ancianos. Pero ¿cómo puedes saber si a tu perro le está pasando? Te contamos cómo detectarla.

Que es la artritis en perros

La artritis en perros es muy similar a la que se da en los humanos. Se trata de una enfermedad degenerativa que afecta a las articulaciones y provoca inflamación, dolor, rigidez e incluso cojera. En general, limita la capacidad de movimiento y produce dolores, a veces muy intensos.

Realmente puede afectar a perros de cualquier edad, pero es más habitual en:

  • Mayores de 8 años.
  • Perros grandes, ya que con la vejez se reducen las energías y las articulaciones sufren más desgaste al tener que soportar gran peso.
  • Perros con sobrepeso u obesidad, por lo mismo que lo anterior, pero sin necesidad de ser ancianos. La obesidad hace que las extremidades de tu perro se resientan y empeora su salud en general.
  • Su raza: cualquier perro puede tener artritis, pero hay dos razas que parecen tener una predisposición genética especial, el labrador retriever y el pastor alemán.

Cómo detectar la artritis en perros

Puede ser que tu perro tenga artritis y no lo sepas. Los síntomas más habituales de esta enfermedad son:

  • Cojera, permanente o pasajera. Si tu perro cojea y no hay ninguna otra razón aparente, ¡acude a tu veterinario!
  • Rigidez en las patas que dificulta el movimiento, especialmente al retomarlo después de haber estado un rato en reposo.
  • Dolor, a veces crónico. Si tu perro muestra dolor al caminar, llora, gime o toma posturas extrañas para sentarse, es muy probable que tenga artritis.
  • Se queja de dolor al tocarle las articulaciones.
  • Falta de ánimo. Es normal que esté decaído si se encuentra mal, ¡la artritis en perros puede llegar a ser muy dolorosa!
  • Rechaza el ejercicio porque le cuesta mucho esfuerzo, a veces no puede subir o bajar escaleras, se cansa pronto…
  • Como cualquier enfermedad que causa dolor o malestar, puede ser que un perro con artritis tenga desgana y pierda el apetito.

La artritis en perros es una enfermedad degenerativa que no tiene cura, pero si sospechas que tu perro tiene artritis, ¡debes ir cuanto antes al veterinario! Existen tratamientos que pueden ayudar a ralentizar el proceso de la enfermedad y que calmarán sus dolores para que pueda llevar una vida normal.

Si tu perro tiene artritis, ¡necesitará cuidados y mucho cariño!

You'll Love This Curly-Coated Kitty

The friendly and inquisitive LaPerm has an easy-care coat that comes in a variety of colors and patterns.

A los perros también les da artritis

Conozca la mejor manera de ayudar a su mascota

¿Sabía usted que uno de cada 5 perros adultos en el país tiene artritis, y que es una de las causas más comunes de dolor crónico que tratan los veterinarios? La enfermedad se vuelve más evidente al envejecer, aunque el cuidado y tratamiento adecuados pueden ayudar a controlar el dolor de su mejor amigo y conservar su calidad de vida.

Síntomas de artritis

Lo que debe observar en su perro:

  • Solía apretar el paso por calles y escaleras, ahora se queda atrás de usted.
  • Parece tener dificultad para sentarse o levantarse.
  • No se incorpora para ir a comer o cuando le despiertan.
  • Está menos interesado en jugar.
  • Tiene temor para treparse a una cama, en algún mueble o subir las escaleras.
  • Cojea o favorece una pata sobre otra.
  • Expresa dolor con un lloriqueo o gemido cuando le tocan las patas.
  • Duerme más que antes.
  • Cambia su comportamiento.

Qué puede hacer

Un can con artritis requiere cuidados especiales. Le puede dar más comodidad poniéndole una cama hecha de hule espuma ortopédica, levantando del suelo los trastos de comida y agua para que no se agache tanto, y paseándolo por superficies suaves de tierra (en vez de asfalto) para reducir el impacto en las articulaciones. También es importante que su mascota mantenga un peso saludable mediante una dieta controlada y ejercicio, pues el sobrepeso aumenta la tensión en las articulaciones.

Tratamientos

Bajo ninguna circunstancia debe darle al perro medicamentos para personas, incluso fármacos comunes y de venta libre como la aspirina, pues pueden resultarle tóxicos. Los suplementos como glucosamina y condroitina y los antiinflamatorios no esteroides (AINE) pueden ayudar a disminuir el dolor, pero lo mejor es consultar con el veterinario antes de administrarlos.

Costo

Los seguros médicos para mascotas pueden ayudarle con los gastos, pero revise la póliza antes de comprometerse. Algunas compañías de seguro médico excluyen ciertas enfermedades preexistentes como la artritis. Si no cuenta con cobertura para su perro, quizá pueda negociar un plan de pagos con su veterinario.

Principales síntomas de la artritis en perros

Entre los principales síntomas de la artritis en perros está la dificultad que los afectados tienen para levantarse y tumbarse. También pueden tener mayor o menor rigidez en las patas afectadas. Porque pueden tener afectadas una o varias.

Además, se muestran reticentes a la hora de subir escaleras, ni quieren saltar. También pueden dejar de realizar ciertos movimientos que antes hacían habitualmente. Paralelamente, se pueden escuchar ruidos cuando dobla las patas. Y la inflamación puede ser visible, lo que facilita la detección de la enfermedad.

Lo normal es que el perro también tenga dolores, lo que hará que se queje. En cualquiera de estos casos, conviene consultar con el veterinario para que pueda diagnosticar correctamente la dolencia.

También hay que tener en cuenta que la artritis en perros no sólo se da en animales de cierta edad. También puede afectar a perros más jóvenes. En estos casos, la artritis suele deberse a una lesión, y también a un golpe fuerte.

Tratamiento de la artritis en perros

Como hemos comentado, siguiendo ciertas pautas y tratamientos, la artritis en perros puede aliviarse y frenarse. También evitar en gran parte los dolores que provoca.

Generalmente, lo primero que hará el veterinario tras el diagnóstico de la artritis es ponerle un tratamiento a base de fármacos. Entre ellos habrá analgésicos para el dolor, y también antiinflamatorios. Eso sí, el tratamiento dependerá de cada animal y también de lo avanzado de la enfermedad.

También se suele recomendar que el perro tome algún suplemento alimenticio, enfocado a la regeneración de los cartílagos que hayan sufrido daños. Entre ellos, los que tengan Omega 3. En muchos casos pueden aliviar la inflamación y hacer que el estado de las patas afectadas mejore. Y en últimos casos, y si la artritis está generalmente muy avanzada, el veterinario puede recomendar una operación.

Además de los tratamientos propuestas por el veterinario, también se pueden tomar ciertas medidas para facilitar la vida cotidiana del perro. Por ejemplo, hay que vigilar su dieta para evitar que engorde y sobrecargue las articulaciones. También hay que intentar que haga algo de ejercicio suave a diario. Por ejemplo, caminar entre 15 o 30 minutos todos los días. También le vendrá bien nadar.

En caso de que la enfermedad provoque dolores al perro, y dificultad para moverse, es aconsejable que utilice protectores u órtesis en los codos o rodillas de las patas afectadas. Con ellas, la extremidad estará más segura, y el perro tendrá menos dolores.

¿Qué es la artritis canina?

La artritis canina es muy similar a la humana. Es una enfermedad degenerativa de las articulaciones y se habla de ella cuando afecta a una o más articulaciones. Esta causa inflamación o degeneración articular y produce rigidez, cojera y dolor. Esto hará que el movimiento del animal esté limitado.

Esta puede afectar a cualquier perro, sin importar la edad. Pero lo más normal es que ocurra en canes:

  • Mayores de 8 años. Después de 8 años se considera que un perro ya ha entrado en la vejez. Con esta vienen los achaques de la edad. Entre ellos, la artritis. Es normal que con el paso del tiempo y el uso, las articulaciones se gasten y sufran y entonces se genere degeneración e inflamaciones.
  • Raza grande. Los perros de raza grande soportan mucho peso durante toda su vida en sus articulaciones favoreciendo su desagües y la aparición de artritis.
  • Perros con obesidad o sobrepeso. Cuando un perro tiene un peso pasado, sus articulaciones deben soportar más del habitual y se produce una sobrecarga en estas. Este puede ser otro motivo para la artritis.
  • Además de estos casos, hay dos razas muy propensas a sufrirla: el labrador retriever y el pastor alemán. También podrán sufrirla aquellos que hayan pasado por una cirugía articular.

Cómo saber si tu perro tiene artritis

Una vez que sabemos qué es la artritis y los perros más propensos a tenerla, la pregunta que podemos hacer es cómo saber si nuestro perro la tiene, ya que esta puede afectar a cualquier animal.

Los síntomas más comunes de la artritis canina son los siguientes:

    Cojera. Si algo ha cambiado en la forma de caminar de tu perro cojeando ligeramente, es posible que tenga dolor en alguna de sus articulaciones. Asegúrate de que la cojera no ha s >

Artritis en perros, culpa del sobrepeso

El número de perros con artritis se ha triplicado en los últimos años, y los veterinarios apuntan al culpable: el sobrepeso de los canes urbanos. La dificultad para mantener un peso saludable está detrás del "auge de perros que sufren artritis", según un estudio realizado con 20.000 canes publicado por Animal Friends, una aseguradora de salud para animales.

"No es exagerado reconocer que estamos ante una epidemia de obesidad canina", confirma el veterinario Sean Wensley, presidente de la Asociación de Veterinarios Británicos. La epidemia a la que hace referencia este experto tiene datos: más de la mitad de los canes urbanos sufren exceso de peso, sobrepeso u obesidad, según la Asociación para la Prevención de la Obesidad en los Animales de Compañía.

Los huesos tienen que cargar con un exceso de peso, lo que deriva en artritis o daño a las articulaciones. "La principal razón es que damos a los perros la comida inapropiada o, cada vez más frecuentemente, elegimos comida buena, pero se la ofrecemos en exceso", dice el veterinario.

El cuerpo de los perros es pequeño en comparación con el de un humano, por lo que quemar las calorías sobrantes o ingeridas de más puede ser una tarea titánica y, en el peor de los casos, el camino hacia el sobrepeso y la artritis.

Perros con artritis, ¿qué es esta enfermedad?

Uno de cada cinco canes sufre artritis, según la Fundación para la Artritis. La artritis del perro es más frecuente entre adultos y ancianos, pero también aparece en perros jóvenes y en gatos. Esta enfermedad es, además, una de las causas más comunes del dolor crónico que lleva a estos animales al veterinario.

La artritis es una dolorosa inflamación de las articulaciones del can, que es degenerativa y puede reducir su movilidad. "La artritis es una de las causas más frecuentes de dolor crónico en perros, en especial, en canes ancianos", concluye un estudio sobre esta afección de la Universidad de Bristol (Reino Unido). Esta enfermedad degenerativa reduce el cartílago que protege las articulaciones. ¿La dolorosa consecuencia? Los huesos del perro friccionan, al perder el protector que los separaba, lo que puede causar un crecimiento anormal del hueso, con un dolor inmenso para el can.

A continuación se explican ocho señales para reconocer la artritis en el perro, y acudir al veterinario cuanto antes.

1. Artritis en el perro: cojera

Un can con artritis puede cojear o, por dolor, usar más unas patas que otras, ya que tratará de cargar el menor peso posible en las patas doloridas por la artritis.

La cojera es más evidente cuando el perro comienza el paseo, y aún no ha calentado, y puede hacerse menos visible una vez que ha calentado el cuerpo. Este es un motivo claro para acudir al veterinario.

2. El perro tiene problemas para moverse

La cojera del can también se hace evidente cuando tiene dificultades para hacer movimientos o para subir a sitios a los que antes llegaba con normalidad. ¿Un ejemplo? Un perro con artritis tendrá problemas para subirse al coche o para saltar con el fin de acurrucarse con su humano en el sofá como antes hacía.

5. La artritis del perro: irritabilidad

El dolor hace que el can no quiera comer, y esto explica por qué una de las señales de la artritis en perros sea la pérdida de apetito.

Otros cambios de comportamiento también pueden alertar de que sufre dolor: un nerviosismo poco frecuente, irritabilidad (consecuencia del dolor) o no atender a las pautas de comportamiento aprendidas y que antes seguía con gusto.

7. Atrofia muscular en perros

La inactividad de los músculos debido al dolor aclara por qué los perros con artritis sufren atrofia de ciertas partes del cuerpo, como las patas menos utilizadas. Cuando esto ocurre, esto ya es síntoma de que el estado de la artritis es avanzado, y hay que acudir al veterinario con urgencia.

8. Lamidos compulsivos en el cuerpo

El dolor hace que los canes afectados por la artritis se laman con insistencia las zonas doloridas del cuerpo. Este lamido compulsivo en perros puede causar calvas y hasta heridas.

¿Y qué hacer cuando el can sufre artritis? Hay que acudir cuanto antes al veterinario, para que pueda darle el tratamiento que necesita y, también, para que ofrezca pautas con el fin de ayudarle a librarse de su sobrepeso con salud.

Video: ARTROSIS EN PERROS - Síntomas y tratamientos (Junio 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send