Animales

Descubre los Beneficios y los Riesgos de usar Ivermectina en perros

Pin
Send
Share
Send
Send


Jose Gregorio Caicedo España dice

Los peros callejeros no tienen quien bogue por ellos, no tongo plata para llevar tres perros callejeros al veterinario, pero si puedo comprar invermectina y administrar una dosis buena siguiendo el peso. *

Marinee Alvarez dice

Quisiera saber cada cuánto se le tiene que administrar ivermectina a un perro de 17 Kg

tengo dos perritos puder, y me dijeron que les inyectara ivermectina para las garrapatas, 0,5cc, pero no me dijeron cada cuanto tiempo se le coloca, ya tienen un mes que se la coloque y aun siguen con garrapatas, en menos cantidad, pero persisten, que hago. gracias

Mi perro tiene 8 meses cuánto puedo aplicarle

Tengo un perro de masomenis 8 o 9 kilos y tiene sarna cuanta dosis le puedo aplicar

Hola Quiero Inyectarle INVERMECTINA a mi perro, tiene 14 Libras. Cual es la dosis recomendada? y debo renovarsela a que tiempo?

Que cantidad le pongo a mi perrito de ivermectina. Injecctable, es Chihuahua cruce french. Pesa 4 kilitos.

HOLA MI PERRO TIENE SINTOMAS DE SERNA CUANTAS DOSIS LE PUEDO APLICAR gracias

carmen gutierrez dice

buenas tardes tengo una perra de un año es de raza boxer y tiene sarna cual es la dosis que debo aplicarle de ivermectina ella tiene un peso de 25 kg

Contraindicaciones

Siempre debes consultar con un veterinario, pues en muchos casos una dosis de ivermectina puede resultar muy perjudicial para el perro al que se le administra, estas contraindicaciones son :

  • La ivermectina puede causar la muerte en las siguientes razas puras o cruzadas: Collie, Pastor de Shetland, Pastor Alemán, Pastor Ganadero Australiano, Samoyedo y Husky Siberiano . Este grave efecto de la ivermectina es causado por una mutación genética hereditaria que hace sensibles a estos canes, pues su organismo permite la entrada de los neurotransmisores a su cerebro. Única y estrictamente debe administrársele este medicamento a estas razas en casos de infestación de gusanos del corazón, en dosis microfiliracidas.
  • No debe usarse este antiparasitario en cachorros menores de 6 semanas de edad
  • En perros de pequeñas tallas , la ivermectina en dosis equivocas también puede desencadenar efectos adversos
  • Nunca les administres esta medicina antiparasitaria a perros con edad avanzada
  • En perritas embarazadas la ivermectina no es recomendada, pues podría causar efectos desfavorables para su salud y para la de sus cachorros aun no nacidos.
  • La ivermectina en perros está contraindicada en ejemplares desnutridos y con deficiencia inmunológica .

Síntomas Adversos

En caso de que tu mascota cumpla con las características antes mencionadas y contenga en su organismo ivermectina mal administrada presentara esta serie de efectos adversos:

  • Ataxia
  • Rigidez muscular
  • Descoordinación
  • Pérdida involuntaria de la conciencia
  • Postración
  • Depresión
  • Vómito
  • Falta de apetito
  • Dificultad para respirar
  • Pérdida de peso
  • Anorexia
  • Cambio en la coloración de las mucosas (palidez)
  • Estado de shock
  • Coma
  • En casos fatales, la muerte.

Podría decirse que administrarle a tu mascota de raza propensa, joven, mayor, gestante o de talla reducida este antiparasitario, puede intoxicar gravemente su organismo causando estos síntomas que actúan con rapidez para terminar con la vida del perro.

En estas desafortunadas ocasiones será necesario tratar al can con dosis únicas de medicamentos fuertes y especiales indicados y aplicados por el veterinario, además, estos deberán ir acompañados con una terapia de fluidos a base de vitaminas de complejo B y protectores hepáticos.

Recuerda que es muy importante consultar con un profesional, solo él tiene el conocimiento para determinar que se le debe administrar al perro, como y cuando hacerlo.

Efectos favorables de la ivermectina en perros

Si tu perrito no reúne los requisitos antes mencionados para convertir a la ivermectina en un medicamento prohibido, no debes preocuparte, porque un gran número de canes tratados con esta medicina terminan con buenos resultados, pues su alto espectro contra todos los parásitos que antes te indique lo convierte en una de las primeras opciones de los veterinarios a la hora de curar enfermedades de diversas índoles.

¿Cómo actúa la ivermectina dentro del organismo?

Ya en el cuerpo del perro la ivermectina sigue una línea de distribución específica para llegar a los tej >el hígado, la grasa, el riñón y los músculos. El can expulsara mediante las heces y orina la medicina en cuestión por un periodo de 12 días o más, debido a que su consistencia es liposoluble o aceitosa, lo que provoca que su “viaje”, a pesar de amplio, resulte lento o apesadumbrado.

El tejido graso y las áreas afectadas por los parásitos (mucosa del tracto gastrointestinal, tejido cardiopulmonar y la piel) se convierten en el perfecto depósito de la ivermectina, y es ahí donde esta alcanza su más alto nivel de concentración, culminando exitosamente con la exterminación de los agentes extraños que difieren con el buen funcionamiento del organismo del perro.

Recomendaciones

Son diversos los usos que se les puede dar a esta peculiar medicina, de hecho, cada veterinario tiene el suyo en particular, y a decir verdad, son muchas las recomendaciones que da cada uno de ellos, por lo que yo en este artículo te daré un breve resumen de las más eficaces y acertadas.

Y es que, a pesar de que su uso contra los ácaros responsables de la sarna canina es efectivo, lo mejor es complementarlo con otras medicinas del tipo tópicas, pues las lesiones provocadas por este tipo de enfermedades pueden hacer que el perro sea propenso a sufrir infecciones secundarias que atentarían en gran medida contra su salud y su integridad física.

Si por otro lado el can se ve afectado por nematodos o parásitos gastrointestinales la recomendación profesional seria que al principio se le administren dosis pequeñas para así monitorear cualquier cambio, bueno o malo, que presente al cabo de un tiempo prudencial, si luego de ese tiempo el animal mejora su condición pueden seguir brindándole la ivermectina paulatinamente en dosis cada vez más altas hasta que se haya concretado la desaparición de los parásitos.

Debido a que existen razas, edades y condiciones de salud que no son propicias para la aplicación de algún tratamiento basado en ivermectina tienen que haber otras alternativas para curar eficazmente su patología, estas pueden ser: desparasitantes externos no tóxicos (pipetas, ungüentos, collares, aerosoles, etc.) o remedios caseros (debidamente supervisados).

Este tipo de tratamientos no deben ser administrados arbitrariamente , recuerda que siempre debes tener la opinión y voz guía del veterinario, pues cada uno de estos antiparasitarios, sean naturales o no, varían su modo de uso en cada perro.

Ahora que ya sabes los beneficios y riesgos de la ivermectina en perros, estoy segura de que lo pensaras dos veces antes de “automedicar” a tu querida mascota, comprendiste que aunque en algunos casos los resultados son los esperados, en otros muy distintos estos dependerán del buen uso que se le dé.

Si tu perrito o perrita cumple con una de las descripciones que contraindican completamente el uso de la ivermectina ¡Cuidado! En tus manos está la vida de tu compañero, por eso bríndale tu amor incondicional, como ya sabes, él te sabrá retribuir todo ese esfuerzo que haces por mantener su salud y bienestar.

INDICACIONES

PERROS

Parásitos (espectro de acción)

En todos los perros y gatos debe controlarse la ausencia de una infección con Dirofilariaantes del tratamiento. Si están infectados deben tratarse con otros productos para eliminar los gusanos adultos antes de iniciar la prevención con este producto. Lea el artículo en este sitio sobre el gusano del corazón (Dirofilaria immitis), su prevención y tratamiento.

Atención: pueden variar de un país a otro: ¡Aténgase a la etiqueta!
Lea también el artículo en este sitio sobre las diferencias entre las etiquetas de los diferentes países (enlace).

DOSIS RECOMENDADA

  • 0,1 a 0,2 ml por cada 5 kg p.v. (equivale 200 a 400 mcg de ivermectina por kg p.v.), a intervalos mensuales

Atención: pueden variar de un país a otro: ¡Aténgase a la etiqueta!

Clase de toxicidad OMS: no aplicable por tratarse de un medicamento veterinario, no de un plaguicida

DL50 en ratas (aguda oral)*:

*Calculado según la directiva 2009 de la OMS en base al LD50 de la(s) sustancia(s) activas (enlace).
Pueden interesarle los artículos en este sitio sobre la toxicología de los antiparasitarios (enlace).

¿Sospecha de intoxicación?

Consulte la ficha toxicológica de la ivermectina (enlace) para más detalles sobre toxic >

ATENCIÓN . : Hay razas de perros que no toleran bien laivermectina, ni otras lactonas macrocíclicas como doramectina, milbemicina oxima,mox >la dosificación debe hacerse lo más exactamente posible . Se trata sobre todo de los Collies y razas próximas, que tienen una mutación (en el gen MDR-1) que afecta a la barrera sangre-cerebro que hace que ciertos medicamentos de ordinario no entren en el cerebro de los mamíferos. Además de los Collies también otras razas han mostrado problemas similares: Bobtail, Border Collie, Collie Barbudo, McNab, Galgo Silken, Galgo Whippet, Pastor Australiano, Pastor Blanco Suizo, Pastor Inglés, Pastor Shetland, Wäller, si bien la mutación defectuosa no se ha confirmado aún en todas estas razas.

Consulte los artículos en este sitio sobre los riesgos de los antiparasitarios para:

  • los seres humanos (enlace)
  • las mascotas (enlace)
  • el medio ambiente (enlace)

MANEJO Y PREVENCIÓN DE LA RESISTENCIA

¿Qué parásitos, de los indicados en la etiqueta, pueden tener ya resistencia a este producto o pueden desarrollarla con el tiempo si no se toman medidas preventivas?

Se han confirmado casos de resistencia de Dirofilaria immitis a los endectocidas (ivermectina, milbemicina oxima, moxidectina, selamectina, etc.) en los EE.UU., sobre todo en estados del sur. Esto significa que, en esa región, si un producto aprobado para esta indicación par no logra controlar este parásito, hay un riesgo real de que se deba a un problema de resistencia. En otras regiones, por ahora, si un producto aprobado para esta indicación no logra controlar este parásito, es más probable que el fracaso se deba a uso incorrecto del producto que a un problema de resistencia.

Rev Salud Anim. v.32 n.2 La Habana Mayo-ago. 2010

EFICACIA TERAPÉUTICA DE LA IVERMECTINA POR VÍA SUBCUTÁNEA FRENTE A LA DEMODICOSIS CANINA GENERALIZADA HÚMEDA

THERAPEUTIC EFFICACYOF IVERMECTIN SUBCUTANEOUSLY IN THE COREOLOF CANINE GENERALIZED WET DEMODICOSIS

Yunaisy Guerra*, J.D. Mencho*, Edelmiro Marín*, J.L. Olivares**, J.G. Rodríguez Diego***

*Facultad de Ciencias Agropecuarias. Universidad de Camagüey. Cuba.Correo electrónico: [email protected], **Departamento de Producción Agrícolay Animal . Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (UAM-X). Calzada del HuesoNo. 1100. Col. Villa Quietud, Deleg. Coyoacán, México 04960, ***Laboratorio de Parasitología.Dirección de Microbiología. Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (CENSA). La Habana. Cuba

Con el objetivo de evaluar la eficacia de la Ivermectina por vía subcutánea frente a la demodicosis canina generalizada húmeda, se investigaron 120 canes que presentaban esta forma clínica de la demodecia. Se formaron tres grupos de 40 perros cada uno, de diferentes razas y entre 4 y 12 meses de edad. Previamente, se comprobó que no fueran positivos a dirofilariasis. El grupo control fue tratado con amitraz. Un segundo grupo se trató con Ivermectina subcutánea una vez por semana y el tercero fue tratado con Ivermectina más terapia de apoyo. El protocolo terapéutico aplicado al grupo tres tuvo una eficacia similar al tratado con amitraz (control), por lo que este protocolo pudiera ser utilizado para el tratamiento de esta entidad y el mayor número de animales recuperados se obtuvo en la semana 12. Recomendamos que se extienda el tiempo de evaluación de los protocolos terapéuticos, de forma que se puedan evaluar las posibles recidivas.

Palabras clave: demodicosis, perro, tratamiento

With the objective of evaluate the efficacy of the Ivermectin for subcutaneous route opposite to the canine humid generalized demodicosis, there were investigated 120 dogs that were presenting this clinical form of the demodecia. It were formed three groups of 40 dogs each one, of different races and between 4 and 12 months of age. Previously, it was proven that they didn’t go positive to dirofilariasis. The control group was treated with amitraz. A second group talked once to subcutaneous Ivermectina for week and the third, it was treated with Ivermectina more support therapy. The therapeutic protocol applied to the group three had an efficacy similar to the agreement with amitraz (control), by what this protocol could be used for the treatment of this entity and the biggest number of convalescent animals it was obtained in the week 12. We recommend expanding the time of evaluation of the therapeutic protocols, so that the possible relapses they can be evaluated.

Key word: demodectic mange, dog, treatment

La demodecia generalizada es una dermopatía grave en perros, su pronóstico desfavorable es causa de muerte y eutanasia de numerosos perros (1).

Actualmente, para esta forma clínica se emplea la terapia con amitraz en dilución al 0,05%, llegando a utilizar concentraciones mayores a las autorizadas en animales resistentes al tratamiento estándar (hasta 0,125%) (2). Algunos perros no toleran bien la terapia con amitraz (3) y se reporta la aparición de resisten-cia por parte de Demodex canis a este ectoparasiticida (4).

Como alternativa de tratamiento, en el mundo se ha extendido el uso de Ivermectina en perros con demodicosis generalizada a la dosis de 300-600 μg/kg, para ello, se administra diariamente por vía oral la fórmula inyectable para bovinos (5, 6, 7), con la desventaja de que la presentación tiene un sabor amargo, lo que dificulta su administración (8).

Teniendo en cuenta que en Cuba existe una amplia disponibilidad de Labiomec (Ivermectina al 1% inyectable) y lo engorroso que puede resultar su administración oral diaria, se trazó como objetivo evaluar la eficacia de esta Ivermectina por vía subcutánea frente a la demodicosis canina generalizada húmeda o piodemodicosis.

Selección de los animales. Formación de los grupos experimentales:

Se seleccionaron 120 canes con demodicosis generalizada húmeda naturalmente adquirida, de cualquier raza excepto Collie y sus cruces, entre 4 y 12 meses de edad. El diagnóstico confirmativo se basó en raspados cutáneos. Previamente, se comprobó que los perros no fueran positivos a dirofilariasis por el Método de concentración (9).

Se establecieron tres grupos de 40 animales cada uno, que fueron sometidos a los protocolos terapéuti-cos que se describen a continuación.

1. Terapia con Amitraz (grupo control):

Este grupo se trató con un baño semanal de Amitraz (presentación Bovitraz al 12,5%), se preparó el baño a una concentración de 0,05%, con este fin se empleó la proporción de 0,4 mL de Bovitraz por cada litro de agua para baño y se acompañó de una terapia de apoyo que consistió en:

-Inmunoestimulación con Levamisol (oral) a la dosis de 2 mg/kg de p.v., administrado dos veces por se-mana durante 12 semanas.

-Difenhidramina (v.o.) a la dosis de 4 mg/kg de p.v. cada 8 horas, mientras existiera prurito.

-Clorhexidina tópica. Se aplicó en solución acuosa al 1%, 2 veces al día hasta remitir la pioderma subya-cente.

2. Terapia con Ivermectina (grupo dos):

Se trató con Ivermectina (presentación Labiomec al 1%). Se aplicó por vía sc., una vez por semana, con jeringas de 1ml y aguja hipodérmica de 26g (estériles), a la dosis de 300 μg/kg de peso vivo (p.v.).

3. Terapia con Ivermectina + tratamiento complementario (grupo tres).

-Ivermectina (presentación Labiomec al 1%). Se aplicó por vía sc., una vez por semana, con aguja hipodérmica de 1ml y aguja 26g estériles, a la dosis de 300 μg/kg de p.v.

- La misma terapia de apoyo descrita para el Amitraz.

Evaluación de la recuperación de los animales tratados:

El cuadro clínico de los animales investigados, se evaluó cada tres semanas y se repitieron los raspados con esta misma frecuencia.

Durante el examen dermatológico se tuvo en cuenta la presencia y severidad de los signos clínicos: eri-tema, comedones, foliculitis, descamación, alopecia, exudado hemorrágico, prurito, lesiones primarias y secundarias de pioderma. Fueron clasificados en base a: ausente (cero), ligero (1), moderado (2) e intenso (3).

El efecto sobre el cuadro clínico se midió en base a la suma de las escalas de los signos clínicos:

Sin modificación en el cuadro clínico (sumatoria >20).

Remisión ligera del cuadro clínico (sumatoria >10 hasta 20).

Remisión avanzada del cuadro clínico (sumatoria >1 hasta 10).

Remisión total del cuadro clínico (sumatoria = cero).

Los protocolos terapéuticos se aplicaron por un periodo de 12 semanas, únicamente se prescindió del tratamiento en aquellos animales que mostraron remisión completa del cuadro clínico y raspados negativos antes de las 12 semanas, momento en que se evaluó la efectividad de los diferentes tratamientos con res-pecto al grupo control. La aplicación semanal de la Ivermectina se decidió sobre la base del rango de vida media de este antihelmíntico en el plasma, de 5 a 7 días (10 y 11).

El procesamiento de los datos se realizó en el Pro-grama Estadístico SPSS (versión 15) de 2006.

Se aplicó el Test no paramétrico U de Mann-Whitney para 2 muestras independientes.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

En la semana tres no se encontró diferencia significativa entre los tratamientos (P>0.05) (Tabla1), todos los animales presentaban raspados positivos y no mostraron modificación apreciable del cuadro clínico (Figura 1).

En la semana seis, no se encontró diferencia en cuanto a los raspados cutáneos, para los diferentes tratamientos (Tabla 1). Sin embargo, más del 50% de los perros tratados presentaron una remisión ligera del cuadro clínico dermatológico (Figura 2).

En la semana nueve, no se encontró diferencias en cuanto al resultado de los raspados entre el grupo control y el grupo tres (P>0.05), más del 60% de los animales de ambos grupos presentaban remisión avanzada de la enfermedad (Figuras 3), no siendo así para el grupo dos que difiere del grupo control y del grupo tres (Tabla 1).

En la semana 12 se logró la remisión completa del proceso dermatológico con los protocolos terapéuti-cos uno (Control) y tres, con 87,5% y 92,5% de casos resueltos respectivamente, sin embargo el grupo dos solamente alcanzó la remisión completa del 55% de los casos.

El 100% de los perros demostró una adecuada tolerancia a la terapia con Amitraz e Ivermectina, en ninguno de los casos se manifestaron signos de intoxicación o reacciones adversas.

Una vez comparados los protocolos de tratamiento no se encontró diferencia (P>0.05) entre el grupo control y el grupo tres (Tabla 1), más del 37% de los casos mostraron raspados negativos antes de las 12 semanas (Figura 4).

Como se muestra en la Figura, el mayor porcentaje de raspados negativos se obtuvo a las 12 semanas. Sin embargo, con el protocolo terapéutico dos, la recuperación del cuadro clínico resultó ser más lento, ya que el 45% de los animales continuaban presentando raspados positivos al final de la investigación, no lográndose la recuperación total de los mismos.

Se le atribuye al Amitraz entre un 60 y un 86% de eficacia en la piodemodicosis (12 y 3). Algunos auto-res obtuvieron una eficacia con este ectoparasiticida entre el 35 y 60% después de dos semanas de aplica-ción, mientras que a las cuatro semanas obtuvieron la curación clínica del 75 y 100% de los perros tratados (14). También se refiere la recuperación de un perro, con demodicosis generalizada, que mostró raspados negativos y clínica normal a las 12 semanas de la terapia con Amitraz (13).

Algunos estudios hablan a favor de la Ivermectina inyectable administrada por vía oral en la demodecia generalizada (5, 6 y 7) y refieren una eficacia de 87,9% (17). Por el contrario, se refiere que la administración subcutánea una vez por semana, no demostró una buena eficacia frente a la demodicosis generalizada (16 y 18).

Se conoce que cuando se administra Ivermectina oralmente se asocia fuertemente con las partículas de la digestión y la dilución en el contenido digestivo reduce el potencial para la absorción (19), además de la desventaja en cuanto a la palatabilidad (8). En cambio, la inyección sc. distribuye una mayor proporción de la Ivermectina en embalses de lípido, lo que aumenta el tiempo de permanencia en el organismo (19) y permite que la administración se realice por la vía recomendada por el fabricante y se reduzca la frecuencia de aplicación.

El hecho de que el tratamiento aplicado al grupo tres, tuviera una eficacia mayor con respecto al grupo dos, puede fundamentarse en que la demodicosis canina es un proceso rebelde al tratamiento, que precisa de que se mejore el estado general del animal, por lo que debe ser acompañado de una terapia de apoyo (2 y 3). El uso del levamisol en la terapia complementaria, pudo haber influido en la recuperación de los ca-nes, ya que se trata de una enfermedad que se presenta en animales inmunocomprometidos y se plan-tea que este fármaco estimula la actividad fagocitaria de macrófagos y neutrófilos y que sus efectos son mayores en animales con disminución de la función de los linfocitos T (20).

El uso de la Clorhexidina para el tratamiento de la pioderma subyacente, como parte del tratamiento complementario, asegura la remisión de la pioderma y de no tener que utilizar antimicrobianos ni antifúngicos. Ese compuesto es un antiséptico que tiene un alto poder destructivo bacteriano, que posee una acción residual duradera y no pierde su efectividad frente a los desechos orgánicos (sangre, pus, tejido necrosado, etc.) (21).

Algunos autores evaluaron el uso de la Ivermectina a 300-600 ìg/kg oral diariamente para el tratamiento de la demodicosis generalizada en el perro (6 y 22), la duración promedio hasta que obtuvieron el primer raspado negativo fue entre 6,5 y 28 semanas respectivamente. En nuestra investigación los primeros raspa-dos negativos se obtuvieron a las 6 semanas utilizando una aplicación semanal y la mitad de la dosis máxi-ma investigada.

La administración de ivermectina oral diaria a los perros, con demodecia generalizada por un periodo de 6 a 22 semanas, logró la remisión del proceso como promedio en la semana 10 y una eficacia del 82,5% (8).

Otros autores obtuvieron los primeros raspados negativos con la aplicación oral de Ivermectina entre las 11 y 13 semanas y la remisión completa de los casos, entre las 21 y 22 semanas de tratamiento, así como la ocurrencia de 16,1% de efectos adversos con el uso de Ivermectina (17). En nuestro caso, ninguno de los animales tratados, durante la investigación, presentaron efectos adversos a los protocolos usados.

El protocolo terapéutico aplicado al grupo tres tuvo una eficacia similar al grupo control para el tratamiento de la piodemodicosis generalizada, por lo que pudiera ser utilizado para el tratamiento de esta entidad y extendiendo el tiempo de evaluación de los protocolos terapéuticos, de forma que se puedan evaluar las posibles recidivas.

1. Pérez Gabriela, Sigal Gabriela. Demodicosis en caninos y felinos. 2008. Disponible en: http:// www.librosmedicos.com/ ficha.php?where =true& >

2. Bernal LJ, Goicoa Ana. Sarna demodécica. En: Fidalgo LE, Rejas J, Ruiz de Gopegui R, Ramos JJ. Patología Médica Veterinaria. Piel y oídos. Universidad de León, Universidad de Santiago de Compostela y Universidad de Zaragoza. KADMOS, Salamanca, 2003:71,72-73.

3. Díez P, Díez N. Sarna Demodécica. En: Rejas J. Manual de dermatología de animales de compañía. Procesos parasitarios. León, Universidad de León 1997,68 -71.

4. Scott DW, Miller WH, Griffin CE. Parasitic skin diseases. En: Muller & Kirks small animal dermatology. 6th ed. Philadelphia: WB Saunders 2001, 423-516.

5. Fondati A. Efficacy of daily oral ivermectin in the treatment of 10 cases of generalized demodicosis in adult dogs. Vet Dermatol.1996, 7: 99-104.

6. Guaguere E. Efficacy of daily oral ivermectin treatment in 38 dogs with generalized demodicosis: a study of relapse rates. In: Kwochka, K. W., Willemse, T., Von Tscharner, C. Adv Vet Dermatol . Butterworth Heinemann, Oxford 1998, 453-454.

7. Mueller RS, Hastie K, Bettenay SV. Daily oral ivermectin for the treatment of generalised demodicosis in 23 dogs. Australian Vet Pract. 1999, 29:132-136.

8. Karakurum MC, Ural K, Cingi CC, Guzel M, Haydardedeoglu AE, Borku MK. Evaluation of ivermectin tablets in the treatment of generalized canine demodicosis. Revue Méd Vét. 2007,158(7):380- 383.

9. Rodríguez Diego J G, Alonso Magali, Blandino Teresita, Abreu Raquel, Gómez E. Manual de Técnicas Parasitológicas. Ediciones ENPES 1987,11-12, 60.

10.Conder GA, Campbell WC. Ivermectin. En: Chemoterapy of Nematode Infections of Veterinary Importance, with Special Reference to Drug Resistance. Adv Parasitol. 1995,35:7-9.

11.Gupta RC. Ivermectin. Pharmacokinetics/ Toxicokinetics. En: Gupta, R. C. Veterinary Toxicology: Basic and Clinical Principles. Academic Press 2007,508-513.

12.Medleau L, Willemse T. Efficacy of daily amitraz therapy for refractory, generalized demodicosis in dogs: two independent studies. J Am Anim Hosp Assoc 1995,31:246-249.

13.Hillier A, Desch CE. Large-bodied Demodex mite infestation in 4 dogs. JAVMA 2002,220:623-627.

14.Barbozal G, Rivera S, Parral Omaira, Fernández G, Ramírez R, Otero Clara. Evaluación de la respuesta inmunitaria en canideos infectados con sarna demodécica tratados con amitraz o Timoestimulina TP-1. 2007. Disponible en: [consulta: 6 sept 2008].

15.Scott DW, Walton DK. Experiences with the use of amitraz and ivermectin for the treatment of generalized demodicosis in dogs. J Am Anim Hosp Ass 1985,21:535-541.

16.Yathiraj S, Rai MT, Reddy NRJ, et al. Treatment of demodicosis in canines with ivermectin. Indian Vet J. 1991,68:784-786.

17.Delayte EH, Otsuka M, Larsson CE, Castro RCC. Eficácia das lactonas macrocíclicas sistêmicas (ivermectina e moxidectina) na terapia da demodicidose canina generalizada. Arq Bras Med Vet Zootec. 2006,58(1):31-38.

18.Sushma C, Khahra SS, Nauriyal DC y col. Efficacy of ivermectin and moxidectin in treatment of ectoparasitic infestation in dogs. Indian J Vet Med. 2001,21:91-92.

19.Hennessy DR, Alvinerie MR. Pharmacokinetics of the Macrocyclic Lactones: Conventional Wisdom and New Paradigms. En: Vercruysse J, Rew RS. Editores. Macrocyclic Lactones in Antiparasitic Therapy. Pfizer Animal Health Exton Pennsylvania USA, CAB International 2002:97-124.

20.Tizard IR. Fármacos inmunoestimulantes. En: Tizard IR. Inmunologßa Veterinaria. Fármacos y otros agentes que afectan el sistema inmunitario. 5 ta Edición. México 1998,504-512.

21.Adams R. Farmacología y Terapéutica Veterinaria 2ª edición (8ª edición inglesa). Editorial Acribia, S.A. Zaragoza, España 2001, 476-477, 838, 842, 1172,1175, 1177, 1179.

22. Sar >E. et al. Adult-onset demodicosis in two dogs due to Demodex canis and a short-tailed demodectic mite. J Small Anim. Practice 1999, 40: 529-32.

(Recibido 15-6-2010, Aceptado 30-7-2010)

Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons

Video: COMO SABER SI MI PERRO TIENE HONGOS 7 CLAVES PARA SABERLO (Junio 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send